Info de Córdoba
ahorrar nafta

Guia para ahorrar hasta un 30% de nafta al manejar

Una conducción eficiente reduce el consumo de combustible, la emisión de gases de escape y extiende la vida útil del vehículo.

En los vehículos livianos se puede lograr una utilización más eficiente del combustible a partir de la incorporación de nuevas prácticas de manejo por parte de los conductores, por esto, la Subsecretaría de Energía Renovables y Eficiencia Energética de la Nación lanzó una guía con tips para ahorrar hasta un 30% de combustible en autos livianos.

Para tener en cuenta

La energía es fundamental para la vida humana y el desarrollo de los países, siendo su demanda cada vez mayor.

La principal fuente de energía que utilizan los vehículos para funcionar proviene de los combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas, que se formaron durante millones de años, a partir de los restos de material orgánico, tanto de vegetales como de animales.

Los combustibles fósiles no son renovables. Tomaron mucho tiempo para formarse y los estamos utilizando más rápido de lo que pueden ser regenerados. Una vez que se han agotado, no se pueden reemplazar.

El combustible que se utiliza en vehículos es producto de procesos de refinación del petróleo crudo que se extrae del suelo y que luego debe ser transportado a consumidores para su uso final.

Por otro lado, el sector transporte es uno de los principales responsables de la contaminación ambiental, debido a los gases de efecto invernadero (GEI) como el CO2, y de efecto local (NOX, SO2, y material particulado) que emiten los vehículos cuando el combustible es quemado en el motor de los mismos.

En Argentina, el 15% de las emisiones de GEI son generadas por el sector transporte, y dentro de este sector, aproximadamente el 40% se debe a las emisiones de vehículos livianos.

El crecimiento sostenido del parque automotor, así como la congestión y los flujos ineficientes de tránsito, conllevan a un aumento de dichas emisiones.

Beneficios de una conducción eficiente

Estas medidas permiten aprovechar de la manera más rentable posible cada litro de combustible adquirido, mediante los siguientes beneficios asociados a una conducción eficiente:

  • Ahorro de energía (combustible).
  • Reducción de costos de mantenimiento.
  • Reducción de emisiones de gases tóxicos y material particulado.
  • Reducción de emisiones de GEIs (CO2).
  • Mejor confort y disminución del estrés en la conducción.
  • Mayor vida útil del vehículo.
  • Reducción del riesgo y gravedad de siniestros.

Manual para ahorrar combustible

El manual, que contiene 32 páginas, proporciona varios tips para ahorrar combustible. A continuación enlistamos los más importantes, pero siempre podés consultar el mismo para lograr un mayor ahorro de nafta.

Conducción eficiente

En la conducción urbana, una mayor anticipación para evitar la aceleración y el frenado innecesarios es probablemente la técnica más importante. En el movimiento de un vehículo, la energía es necesaria para acelerarlo, para la cual se utiliza la gran mayoría del combustible, y para superar la resistencia del aire, que es bastante insignificante a bajas velocidades.

Manejar a una velocidad moderada y constante requiere menos energía. La potencia máxima de un motor sólo se utiliza durante aceleraciones fuertes o a velocidades altas. Cuando un vehículo frena, la energía se pierde.

Velocidad

La mayoría de los autos operan con mayor eficiencia cuando viajan entre 50 y 80 km/h. Por encima de esta velocidad, los vehículos gastan más combustible. 

Por ejemplo, a 120 km/h, un vehículo utiliza aproximadamente un 20 % más de combustible que a 100 km/h. En un viaje de 25 km, este aumento de velocidad reducirá sólo dos minutos el viaje.

A 120 km/h, un vehículo utiliza aproximadamente un 20 % más de combustible que a 100 km/h.

Neumáticos

Los neumáticos con el paso del tiempo pierden aire lentamente, motivo por el cual se recomienda examinarlos regularmente (al menos una vez por mes). 

El valor de la presión de fábrica es el que asegura un mínimo consumo de combustible y un mejor funcionamiento.

Un neumático inflado de manera incorrecta (con una presión inferior o superior a la recomendada), puede provocar un desgaste excesivo y debilitar eventualmente la cubierta.

Un neumático inflado correctamente, reduce la resistencia a la rodadura, disminuyendo así el consumo de combustible, ahorrando dinero y minimizando el impacto en el medio ambiente.

Los neumáticos desinflados no sólo son peligrosos, sino que aumentan la resistencia entre los neumáticos y la calle. Para superar el arrastre extra, el motor tendrá que trabajar más y por lo tanto consumir más combustible.

La presión de fábrica ahorra en promedio un 3 % de combustible, esto significa 36 litros de nafta ahorrados al año.

Peso de la carga del vehículo

Se recomienda distribuir de manera uniforme el peso que se cargue en el vehículo y evitar adicionar peso innecesario, especialmente en la parte superior del mismo, ya que supone una mayor resistencia del aire y mayores niveles de consumo.

distribuir de manera uniforme el peso que se cargue en el vehículo
Efecto del portaequipaje sobre el aumento de consumo a una velocidad de 120 km/h

Aire acondicionado

El aire acondicionado puede incrementar el uso de combustible hasta un 25%, lo cual equivale a un consumo aproximado de 300 litros de gasolina extra por año.

Al conducir con las ventanillas bajas se modifica el coeficiente aerodinámico del vehículo, provocando una mayor resistencia al movimiento del vehículo y por lo tanto mayor esfuerzo del motor.

Para ventilar el habitáculo lo más recomendable es utilizar de manera adecuada los dispositivos de aireación y circulación forzada del vehículo.

Cuando el vehículo circula a velocidades menores a 80 km/h, sí es recomendable bajar las ventanillas y apagar el aire acondicionado. En el caso de velocidades más altas, el aire acondicionado es más eficiente que las ventanillas bajas, siempre que el mismo se coloque a una temperatura moderada.

Apagar el motor cuando el vehículo esté detenido

Cuando el automóvil se encuentra detenido con el motor en funcionamiento (ralentí) se genera un consumo aproximado de 0,4 a 0,7 litros/hora. En este sentido, es recomendable apagar el motor del auto si se va a permanecer más de 3 minutos parado, mientras no se encuentre en el medio del tráfico o semáforo.

Evitar conducir con marchas bajas

Se recomienda evitar el uso excesivo de la primera marcha, debido a su alto consumo de combustible, ya que es la que mayor fuerza transmite, siendo preferible cambiar a segunda marcha apenas se arranca el vehículo.

Una regla general es cambiar a una marcha más alta en no más de 1500-2000 RPM (revoluciones por minuto).

Por ejemplo, en la ciudad es posible circular por avenidas a 60 km/h utilizando la quinta marcha, que es la que produce el menor consumo.

Mantenimiento periódico

Un correcto mantenimiento vehicular y un chequeo periódico reducen el consumo de combustible, alargan la vida útil del vehículo y disminuyen los siniestros viales, así como las emisiones contaminantes.

La Inspección Técnica Vehicular (ITV) permite controlar las emisiones y el estado general del vehículo, por lo que resulta importante realizar este chequeo anualmente según la categoría del vehículo.

Más información

Para más información de cómo ahorrar nafta al circular en autos, te recomendamos leer la guía haciendo clic aquí.

Agregar comentario

Último tweet