Internet Noticias

Se aprobó el impuestazo tecnológico

La Cámara Baja convirtió hoy en ley, sin debate y en un trámite rápido, el proyecto que busca promover la producción de artículos electrónicos en la provincia de Tierra del Fuego. En realidad se trató de la llamada ley de impuestos internos, que sube los gravámenes para los productos electrónicos importados y de los producidos fuera del referido territorio provincial.

La razón de la celeridad del trámite se debió a que, en realidad, se debió al tratamiento del proyecto venido en revisión del Senado, luego de que se cambiara una modificación propuesta por el titular de la comisión de Presupuesto de Diputados, el kirchnerista santafesino Gustavo Marconato, y que derivó en un principio de escándalo cuando se supo que la modificación que planteó significa un beneficio económico para una sola empresa fabricante de aires acondicionados de tamaño industrial.

La ley fue votada por 126 votos positivos, 7 negativos y 54 abstenciones de distintos bloques que con anterioridad habían votado en contra, pero que ahora no quisieron avalar ninguna de las dos versiones de la ley, ni la de Diputados ni la revisión del Senado, como el PRO; el peronismo disidente y el socialismo, entre otros. Antes de la sanción en la Cámara Alta, la ley tuvo un giro particular y fue el 9 de setiembre, en la mitad de la sesión donde el tema era tratado, y todos los oradores habían expresado apoyo a la medida, pero el presidente del bloque oficialista, Miguel Pichetto, pidió que el dictamen volviera a la comisión, porque se había deslizado un error, que en ese momento no se explicó.

Luego se supo que durante el debate en Diputados se había modificado la iniciativa oficial que contemplaba la promoción de acondicionadores de aire de hasta 6 mil frigorías y se la hizo extensiva a las que producían 18 mil.
La norma elimina la exención de impuestos internos (el 26%) y duplica el IVA (del 10,5 a 21%) a los productos electrónicos e informáticos que no se fabriquen ni se ensamblen en Tierra del Fuego.

La propuesta es criticada por la mayoría de las cámaras empresarias del sector, que consideran que encarecerá el precio de los productos y consideran que las subas pueden llegar a entre el 30 y el 37 por ciento. Para sus impulsores, la ley provocará un proceso de sustitución de importaciones que logrará mayor empleo argentino, pero enfrenta fuertes críticas por un posible encarecimiento del mercado. La ley comprende a las computadoras de escritorio (PCs), celulares, heladeras y congeladores, cámaras de fotos y video, calentadores y estufas eléctricas, televisores y microondas, entre otros.

Fuente: Perfil.com

NO LO PUEDO CREER 🙁

Más info en www.noalimpuestazo.com

AGREGAR COMENTARIO

Clic aqui para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *