Córdoba

¡Que impotencia!

Hace unos minutos, publiqué el texto que está a continuación en el Blog del centenario de Villa Belgrano, y no quería dejar de compartirlo acá, porque la verdad que me indignó mucho lo que ví hoy.

Estimados vecinos, amigos y visitantes del blog:

Con una mano en el corazón, hoy sentí una impotencia terrible al pasar por la querida plaza de Villa Belgrano (fotos), y ver como fruto del vandalismo callejero había sido pintada con aerosol una especie de casilla que hay ahí tipo depósito, que con tanto esfuerzo la comisión de Villa Belgrano puso a limpio para los festejos del centenario.

Por favor, cuidemos entre todos las cosas que hay en la vía pública, sean o no de nuestro barrio.

Hagan la denuncia a la Policía al teléfono 101, cuando vean cosas así, porque si nosotros no estamos atentos y defendemos lo nuestro, nadie lo va hacer por nosotros.

¿O prefieren una plaza con yuyos, sin cestos de basura, hamacas rotas, toboganes oxidados, subibajas astillados, paredes con grafitis, etc?

No estoy en contra de la expresión urbana, pero si en contra de dañar lo público, lo que entre todos pagamos con nuestros impuestos y que día a día escasean más y no se reconstruye por falta de “presupuesto” municipal, entonces, cuidemos lo poco que queda. Si quieren pintar paredes con grafitis, haganlo en las de sus casas.

Otra cosa que veo es que hay mucha gente que ensucia la vía pública, si tienen un papelito, un emboltorio de un alfajor, el boleto del colectivo, el folleto que les entregaron en la esquina, etc., no lo tiren a la calle, guardenlo en el bolsillo, en el bolso, en la cartera, o donde quieran y cuando lleguen a destino arrojenlo en un cesto… los pequeños cambios de cada uno hacen los grandes cambios de todos. Todos lo saben, pocos lo aplícan.

Eduquen a sus hijos, enseñenles que rayar una pared de un lugar público (además de ser un delito) es arruinar algo que a alguien le costo esfuerzo, dedicación, tiempo, dinero, entre otras cosas.

El cambio empieza por casa.

¡CUIDEMOS LA CIUDAD!

Saludos!