Córdoba

Por ley desde hoy comercios de Córdoba no deberían dar bolsas de plástico

Hoy debería entrar en vigencia la ley 6.969 aprobada hace doce meses por la Legislatura de Córdoba la cuál establece la “prohibición en todo el territorio provincial del uso de bolsas de polietileno y de todo otro material plástico convencional, utilizadas y entregadas por supermercados, almacenes y comercios en general para traslado de productos o mercadería”.

Según la norma deberían “reemplazarlas por otras de material degradable o biodegradable compatible con la minimización del impacto ambiental”.

Según mi propia experiencia, hoy fui al supermercado DISCO y me dieron las bolsas de naylon tradicionales, quizás aún no se enteraron.

Sobre el tema de las bolsas opinó Silvana Buján, vocera de la red nacional de acción ecologista de Argentina, en la radio CADENA 3 y se refirió a las bolsas que ofrecen los supermercados: “las bolsas son un engaño porque la palabra oxobiodegradable no existe. Una cosa es oxogradable y otro biogradable”.

“Lo biodegradable es aquello que con el tiempo y a la exposición de elementos naturales se degrada en elementos simples y termina formando parte del suelo en donde se lo puso y no deja rastros con elementos ajenos al suelo”, explicó.

A lo que agregó: “las oxodegradable están compuestas por un plástico derivado del petroleo, igual que las bolsitas tradicionales que se le ha agregado un aditivo secreto, que nadie dice que es, que convierte a la lámina de plástico como con una red de ese aditivo metida adentro cosa que cuando entra en contacto con la naturaleza se deshace, se quiebra y libera los pedasitos de plástico que contenía”.

Este último tipo de bolsa según la vocera de Renace genera dos grandes problemas: “el porcentaje de plástico que no se ve y otra que el fabricante no dice que aditivo es. Estamos incorporando un nuevo problema. Está entrando al país un nuevo químico sin decirnos que es”.

En cuanto a la posible solución aseguró que para la fabricación de las mismas “se puede utilizar cualquier tipo de grano que tenga almidón”. Aunque reconoció que “el costo es mal alto”, dijo: ”si logramos que haya una demanda real y que la legislación atienda los reclamos ambientales los valores van a empezar a bajar”.

Fuente: Cadena3.com