Sociedad

Córdoba: Ciudad Libre de Humo

El Concejo Deliberante de Córdoba realizó hoy la 26ª sesión del actual período y entre otras cosas, modificó el artículo 1º de la ordenanza Nº 11039 sobre la prohibición de fumar en lugares públicos cerrado, iniciado por el bloque de la Unión Cívica Radical. El proyecto fue aprobado por unanimidad.

La modificación quedará redactada de la siguiente manera:

Art. 1º:  Prohíbase fumar en bares, confiterías, restaurantes, centros comerciales y en todo lugar cerrado de acceso público, con excepción de los espacios abiertos existentes en dichos lugares.
Art. 2º: Establecer la realización de una campaña masiva de difusión durante 120 días, a contar desde la promulgación de la presente, que estará destinada a lograr una ciudad Libre de Humo y que estará a cargo de la Autoridad de Aplicación.
Art. 3º. La prohibición establecida en el art. 1º, comenzará a regir a partir de los 150 días de publicada la presente. (Es decir que estos sitios comenzarían a estar libres de humo a partir de fines de febrero o inicios de marzo)

Hasta ahora la norma municipal prohíbe fumar en “bares, confiterías y restaurantes”. Con la modificación que se realizó la misma alcanza a “centros comerciales y en todo lugar cerrado de acceso público, con excepción de los espacios abiertos existentes en dichos lugares”.

La ordenanza n° 11.040 fija multas desde 50 a 500 pesos para los propietarios de negocios en donde se constate gente fumando y para los propios fumadores, además de que puede provocar la clausura del lugar.

En una entrevista con el diario La Voz del Interior, el concejal Marcelo Cossar, autor del proyecto, aclaró: “Vamos a tomarnos 150 días para ver las posibles modificaciones que necesita el régimen sancionatorio” e indicó que puede quedar igual, ser más restrictivo o más específica, de acuerdo con las características del comercio.

Por su parte, los bolicheros se manifestaron escépticos sobre el cumplimiento de la norma y creen que puede ser un nuevo punto de discusión y violencia en la noche.

Bolicheros.

libre de humo cbaEn diálogo con el diario cordobés, Félix Lovera, dueño de Villa Pancho (zona del Chateau Carreras), decía: “No sabemos cómo se va a controlar. Tampoco sabemos cómo van a reaccionar los clientes. El cigarrillo es una característica de la noche. Casi todos mis empleados fuman. La gente puede reaccionar con violencia, ya ha sucedido cuando decidimos no venderle más alcohol”.

Hugo Pace, dueño del bar Maderos sito en bario Nueva Córdoba, decía “Nosotros no tenemos el poder de policía para decirle al cliente que deje de fumar. Si él cometió el delito, ¿por qué debemos pagar la multa nosotros?”, al que le respondo que, bien que cuando tienen que sacar alguien del boliche aparecen 20 patovicas y 3 adicionales de policía que sacan a la persona a las piñas a la calle, la tiran y en el peor de los casos siguen aplicándole golpes.

Controles.

El director de Espectáculos Públicos municipal, Javier Pueyrredón, señaló que va a ser complicado llevar a cabo los controles ya que “La infracción es constatable, pero es una costumbre arraigada, difícil de sancionar. Si no hay una control social y auto cumplimiento va a ser complicado sancionarla”.

“Si hay países ciento por ciento libres de humo, ¿por qué no puede funcionar en Córdoba?” dijo Cossar.

Y sentenció: “El fundamento de esta ordenanza es la salud. Todos los otros argumentos son secundarios”.

3 comentarios

Clic aqui para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *