Política

Consultores internacionales para la campaña cordobesa

Juez será asesorado por el consultor del uruguayo Mujica; De la Sota, por el de De la Rúa; y Aguad, por el del mejicano Calderón y de Macri. Roberto Battaglino.

Será intensa, muy intensa. Córdoba tendrá una de las campañas de mayor bombardeo publicitario y despliegue de estrategias que se tenga memoria. Y será costosa, muy costosa.

Por primera vez, la campaña a gobernador tendrá a sus candidatos principales sostenidos por consultores internacionales, que vienen de trabajar con postulantes presidenciales en la región.

Luis Juez contrató y está trabajando con la consultora de Francisco Vernazza, el uruguayo que asesoró en las tres últimas elecciones al actual presidente José Mujica; José Manuel de la Sota está a punto de arrancar con Ramiro Agulla, el publicista argentino que cobró notoriedad con la campaña de Fernando de la Rúa en 1999; Oscar Aguad tiene conversaciones con el ecuatoriano Jaime Durán Barba, actual asesor de Mauricio Macri.

Los tres tienen amplia reputación en el marketing político, esa actividad cada vez más extendida que acota la acción del candidato a los dictados del consultor.

Agulla, el autor de aquel eslogan “Dicen que soy aburrido” del candidato de la Alianza, trabajó para Carlos Menem y su último cliente político fue Francisco de Narváez, en la elección de diputados nacionales por Buenos Aires, que le ganó a Néstor Kirchner. Algunos sostienen que es uno de los consultores más costosos.

Durán Barba estudió en Argentina, donde militó en el peronismo de izquierda de los ‘70, y trabajó en numerosas campañas latinoamericanas. Sus dos clientes más conocidos fueron el actual presidente mejicano Felipe Calderón y el candidato ecuatoriano Álvaro Noboa. Regresó a Argentina para asesorar a Macri, tanto en la gestión como en su campaña presidencial.

Vernazza convenció a Mujica de la necesidad de aferrarse al marketing político. Antes había estado en la campaña que llevó a Julio Sanguinetti a la presidencia de su país en 1994. Con Juez, que siempre se resistió a la contratación de consultores, será su debut en Argentina.

El arranque de una campaña, para una elección cuya fecha se desconoce, con semejante nivel de profesionales, revela que está mucho en juego en la elección cordobesa.

El hecho de que asesores de candidatos presidenciales trabajen con postulantes a gobernador constituye un dato de todo lo que pondrán De la Sota, Juez y Aguad en su afán de suceder a Juan Schiaretti. Es probable que algo más que la carrera política de cada uno esté en juego en la próxima elección.

Y, por eso y por otras múltiples razones, han decidido romper más de un chanchito y gastar una fortuna para intentar ser gobernador.

Por Roberto Battaglino.

AGREGAR COMENTARIO

Clic aqui para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *