Turismo

Castillos en Córdoba

01 Edificio Frente r

En la provincia de Córdoba, podés encontrar estructuras gigantescas de Castillos que engalanan los rincones serranos. Las construcciones de estilo medieval están dispersas por diferentes localidades de la provincia, revisten propósitos heterogéneos: algunos de ellos pueden recorrerse sólo por las periferias, otros funcionan como museos y ciertas fortalezas permiten ser habitadas por cortas estadías o con motivo de celebraciones particulares.

Si no tenés planes para este fin de semana, son un excelente paseo.

El Castillo Hotel Fábrega en Valle Hermoso

Construido alreEl Castillo Hotel Fábrega en Valle Hermosodedor del año 1870 como atracción central de la estancia “Las Playas”, este casillo está ubicado en Valle Hermoso. En una primera etapa fue ampliado a comienzos del siglo XX -siempre manteniendo el estilo medieval-, por el inmigrante italiano José Ferrarini, quien lo transformó en el lujoso “Hotel Monte Olivo”, aunque sólo funcionó durante cuatro años ya que Ferrarini falleció sin dejar personas a cargo del complejo habitacional.

Si bien el lugar estuvo cerrado durante 30 años, en 1970 volvió a reactivarse hasta el año 2000 para ser utilizado como colonia de vacaciones del sindicato de los metalúrgicos y concesionado a operadores de turismo estudiantil y de tercera edad. En 2002, el Castillo fue refaccionado durante cuatro años para paliar los deterioros típicos del tiempo en pié, y recobró su valor histórico.

Desde ese entonces, la familia Fábrega administra el ahora llamado “‘El Castillo’ Hotel Fabrega Organizational Center”, que opera como hotel resort spa, especializado en eventos corporativos, programas de capacitación y turismo familiar. Además, en marzo de 2010 fue convertido en el primer y único hotel 5 estrellas de las sierras argentinas.

El establecimiento tiene 45 habitaciones, con dimensiones que van desde los 25 hasta los 90 metros cuadrados. Todas las alcobas son distintas y algunas incluyen suite familiar. En total son 7.000 metros cuadrados cubiertos, con sectores públicos, salones, livings, bares, restaurantes, spa, gimnasio, biblioteca, bowling y recepción. El edificio está rodeado por cuatro hectáreas de parque arbolado, con diversas posibilidades de esparcimiento al aire libre.

Castillo San Possidonio en Villa Allende.

Castillo San Possidonio en Villa Allende.A principios de la década del 1900, el italiano Augusto C. Ferrari se instaló en la provincia de Córdoba para hacer grandes aportes arquitectónicos a la provincia.

El artista levantó en Villa Allende -localidad que en ese entonces era una colonia de veraneo-, una cantidad de chalets con estilos romántico, gótico, neogótico y moderno, entre otros, que hoy se mantienen intactos bajo los nombres de La Cigarra, La Golondrina, Santa Teresita, El Castillo, La calandria, El Grillo, Las Columnas, El Rancho, el chalet San Francisco, el chalet del Arroyo Seco y El Hornero.

Pero Ferrari no sólo se ocupó de ensayar estas construcciones más pequeñas, sino que además fue el constructor de la Iglesia del Sagrado Corazón –más conocida hoy como la Iglesia de Los Capuchinos- situada en Nueva Córdoba, y del Castillo San Possidonio, hoy un referente arquitectónico de la villa serrana.

La fortaleza fue construida entre 1932 y 1936, y lleva este nombre por la ciudad natal del arquitecto. San Possidonio mantiene intacta la impronta romántica, y está cubierto por la hiedra, a la vera del arroyo. Tiene una altura total de 25 metros, cuenta con cinco niveles desde los sótanos hasta la torre y capacidad de alojamiento de 14 a 19 plazas, además de los típicos pasillos angostos, escalera caracol, balcones techados, almenas, columnas, comedor iluminado por una señorial araña con caireles y enormes espejos con marcos dorado a la hoja, que recrean una imperdible atmósfera medieval.

En el momento de la construcción, la explanada del castillo era base del ferrocarril para transportar materiales a la cantera, y actualmente es el predio donde cada año se realiza el Festival de la Solidaridad, y otros eventos públicos. Cabe señalar que la obra hoy está abierta al público como hotel, pero cada detalle se mantiene tal y como se diseñó en su origen.

Castillo Monserrat en Unquillo

Castillo Monserrat en UnquilloEsta réplica de los palacios moros fue construida en el año 1920 por Miguel Monserrat, un bancario catalán que residía en Rosario. La misma se extiende por cinco hectáreas de la localidad de Unquillo, en las que pueden identificarse olivares, piletones, bodega, sótano, caballeriza, palomar, fuentes, sala de restauración, entre otros pintorescos sectores.

El castillo fue comprado en el año 2000 por Carlos Merino, su actual dueño, quien refaccionó la estructura que emula arquitectura española-mora, para habitarla con su familia.

Cabe señalar que la belleza de este palacio ha servido de inspiración para distintas expresiones como “Muva, el arte sucede”, una experiencia artística que reunió a diferentes profesionales que exaltaron la particularidad del lugar, así como también se rumorea que fue escenario de la película Bodas de Sangre (1938), dirigida por Edmundo Guibourg y basada en la obra homónima de Federico García Lorca.

Castillo De Wilkins en Tanti

Castillo De Wilkins en TantiEsta fortaleza de piedra, obra del arquitecto yugoslavo Reljak, se construyó a comienzos del siglo XX bajo el nombre de Castillo San Alberto. La construcción que demandó 26 años en ser levantada ha tenido cuatro dueños, pero actualmente pertenece al cantante pop puertoriqueño, Wilkins.

Cada muro y torre de esta joya arquitectónica fue armada con grandes bloques de piedra, y cada roca fue cincelada pacientemente y a mano, por 50 picapedreros de la zona, quienes esculpieron los bloques enteros y los superpusieron uno a uno como si se tratara de un rompecabezas.

Por las características de esta fortaleza, el paisaje invernal siempre colabora en destacar la personalidad de esta obra, aunque el espíritu de su construcción casi artesanal puede apreciarse en cualquier momento. Este lugar permanece abierto al público para hacer recorridos, durante varios fines de semana de todo el año.

Castillo de Mandl en La Cumbre

Castillo de Mandl en La CumbreEste imponente castillo fue mandado a construir alrededor del año 1920 por Bartolomé Vasallo, un médico rosarino que quiso realizar una residencia veraniega con formato de fortaleza. En ese entonces, la obra contaba con torres y almenas, y era conocido como “el fuerte”. Luego de diez años, pasó a manos del aristócrata austríaco Fritz Mandl, quien buscaba refugiarse en la Argentina de los peligros de Europa.

Mandl realizó en el fuerte una remodelación plena de modernismo para la época, con características del inconfundible sello del diseñador francés Jean Michel Frank, cultor del minimalismo en el siglo XX, y colaboraciones de Diego Giacometti y mobiliario de la prestigiosa Casa Comte. Así, perdió algunas características de fortaleza pero sirvió de atracción para numerosas personalidades europeas.

El castillo permaneció cerrado durante algunas décadas luego de la muerte de Mandl, pero finalmente fue restaurado con la finalidad de utilizarlo como residencia temporal, y ofrecer a sus huéspedes participar del encanto del lugar a través de su espléndida arquitectura y de la calidez de sus ambientes.

Castillo de Furt en Villa Carlos Paz

Castillo de Furt en Villa Carlos PazSobre la ruta 38 que une Tanti y Carlos Paz, se alza la fortaleza que Jorge Furt mandó a construir a mediados de 1930, motivado por su profunda admiración a este tipo de arquitectura europea.

Los planos fueron realizados por el mismo Furt, y la construcción –hecha en cal y canto- se realizó en dos etapas: la primera contó con mano de obra de gente de Luján, y la segunda, de Córdoba. La fachada se asemeja a las fortalezas europeas, mientras que la torre principal es una copia de la que se alza en el Palacio de Pitti, en Florencia, Italia.
Si bien actualmente el Castillo de Furt reviste la calidad de uso privado y familiar, hasta hace algunos años funcionó como museo y se podía recorrer el interior del mismo y conocer más sobre el estilo que ostenta.

Castel Fontana del Moro, camino a Falda del Carmen

Castel Fontana del Moro, camino a Falda del CarmenSi bien esta es una construcción reciente, el castillo posee un estilo centroeuropeo especialmente diseñado para el desarrollo y la producción de diversos eventos.

El mismo se levanta en un predio de 100 hectáreas ubicadas en el gran Córdoba, y su infraestructura soporta celebraciones multitudinarias y de época, así como también está equipado para hospedar gente.

Cabe señalar que Castel Fontana del Moro posee torres de estilo medieval y piletones que rodean la construcción, tal y como se diseñaban los fuertes de aquel período. En su interior, cuenta con escaleras en caracol y espacios que recrean fielmente el estilo de construcción histórico.

Fuente: Paseos de Fin de Semana, Gobierno de Córdoba

AGREGAR COMENTARIO

Clic aqui para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *