Córdoba Seguridad Vial

Cada vez más jóvenes motociclistas se lesionan o mueren en Córdoba

Por Jorge Rumi*.

Sin dudas que esta problemática debe hacernos reflexionar, necesitamos trabajar urgente para cambiarla, parece que el desprecio por la vida “es una forma más de manifestarse que tiene la violencia social en que vive nuestra sociedad”.

Los siniestros viales siguen cobrándose muchas vidas en la ciudad de córdoba, siguen incapacitando cada vez más a jóvenes que ven frustrado su futuro a raíz de las lesiones invalidantes que generan estas colisiones. Ni hablar de las secuelas y cicatrices que le acompañaran por el resto de sus vidas.

Familias destruidas, arruinadas y desvastadas por este flagelo que parece incontrolable.

Es impresionante el número de personas que se atendieron por traumas vinculados con “accidentes de motos”, “La cifra de víctimas se mantiene y tiene picos muy altos”, pero lo más preocupante es “que no existe evidencia que el número de accidentados decline”.

“Joven, moto, velocidad, distracciones, alcohol y falta de uso del casco, juntos constituyen una combinación  fatal”.

Esto nos da a deducir que la Siniestralidad Vial “está fuera de control, de tal manera que constituye un problema estructural de la sociedad que deberá enfrentarse desde todo punto de vista”. “Caso contrario por más que pongamos más ambulancias, ampliemos las guardias hospitalarias o mejoremos los mecanismos de atención”, eso por sí solo no atiende la cuestión de fondo, la cuestión es que logremos disminuir los casos con medidas verdaderamente efectivas.

Estos siniestros que hieren y matan a tantos cordobeses, es una forma más de manifestar la violencia social que vivimos, es una expresión del poco valor que le damos a la vida, tiene que ver con nuestra formación, nuestro conocimiento y nuestra responsabilidad como seres humanos. No imaginamos que acciones simples, como trasladar dos niños menores en una moto y sin cascos ó devolver un mensaje de texto mientras se conduce la moto, puede llevarnos a “morir” o “perder un ser amado”. Se cree que si la mayoría lo hace… y no le pasa nada, por qué no yo?

Y así, las salas de guardia de nuestros hospitales, son inundadas por las lágrimas y el dolor de aquellos que usan las desgastadas frases: “por que a él”, “nunca había tenido un accidente”, “si hubiera sabido”, etc.

Es necesario de manera urgente trabajar con el protagonista de hoy, y el principal objetivo debe centrarse en jóvenes, varones o mujeres, menores de 25 años, y motociclista porque en el presente esa persona está marcando la ficha de mayor cantidad de lesiones y muertes por siniestros de esta característica en nuestra ciudad.

“El tema de la moto está asociada a una manera de transportarse vinculada a una disponibilidad económica, con los espacios cada vez más reducidos para conducir y con la rapidez para trasladarse y es por ello que reconocemos que no podremos resolverlo solo desde la modificación en la conducta individual, también hay que poner mayor control y mejor infraestructura para asegurar a los motociclistas”.

“Ningún motociclista de nuestra ciudad puede desconocer que debe usar un casco, que debe utilizar una indumentaria segura y que no debe trasladar a niños menores de 5 años, menos hablar y mandar mensajes por celular mientras conduce”. Que si evita todo lo antes expuesto, podrá proteger su vida y la de sus seres queridos. Por eso hablo de una manifestación cultural de violencia social. Parece increíble que la persona se exponga a sufrir su propia muerte y además infringir un perjuicio social y daños a terceros. No creo que nadie quiera golpearse o lastimar a quien quiere, por esto es fundamental “educar hacia la prevención”, haciendo que todos tomemos conciencia de un cambio cultural en el tránsito, que debería comenzar en el colegio, seguir en las empresas y comprometer a todas las instituciones públicas y privadas; y desde luego “hacer un trabajo prolijo, constante y sostenido en el tiempo en las calles de nuestra querida ciudad”.

*Presidente de INCOSE (Investigación, Concientización y Seguridad)
Email: [email protected], EN Facebbok: Incose Seguridad Vial, Te. 0351, 153042809

 

1 comentario

Clic aqui para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • A opinion personal, yo creo que hasta que no aprendan a manejar, los jovenes van a seguir provocando accidentes, yo soy conductora de moto de hace varios años y es notable como los otros te pasan por la derecha, se adelantan por derecha, no respetan semaforos, velocidades ni carriles, yo se lo placentero que es que el viento te de en la cara, pero no siempre debe ser a cuesta de todo… sumado al poco valor economico de las motos, lo que permite que los jovenes facilmente puedan acceder a ellas y ademas por ejemplo las 110 cc que toman grandes velocidades con muy poca estabilidad…
    Falta mucho por hacer por la seguridad vial…